Sub Proyecto - Remesas

La Fundación STRO en Uruguay, ha venido realizando diferentes análisis sobre las remesas llegadas del exterior y su utilización, para lo cual se presenta el siguiente resumen:

  • Remesas del exterior: son los envíos (regalos) de dinero y de bienes que hacen los emigrantes a sus familiares en sus países de origen. Esto incluye las compras que por Internet hacen los emigrantes para sus familiares en Uruguay.

Según un informe del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y el BID, durante el 2006, Uruguay recibió como remesas aproximadamente 480 millones de dólares, cuatro veces más que el año anterior.

Actualmente el promedio mensual enviado desde el exterior a las familias uruguayas que tienen ingresos mediante remesas es de U$S 263.
Uno de cada 160 hogares uruguayos recibió remesas del extranjero en el período 2001-2005, aproximadamente una persona de cada 1.000.

En 2004, según estimaciones del Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República, la cantidad de uruguayos en el exterior llegó a representar el 13% de la población total del país. Por otro lado, uno de cada cuatro emigrantes uruguayos envía remesas a sus familiares.

La mayor parte del dinero enviado por los emigrados, se destina a gastos corrientes como alimentación, ropa, vivienda y medicinas.

El 61% de las remesas llega vía transferencia (Western Union o Money Gram), el 1% llega por transferencia bancaria, y el 38% llega a través de compra de bienes vía internet (compra directa) en grandes tiendas uruguayas .

A pesar de que el BROU tiene implementadas alternativas de reducción de costos de envío de remesas, al no estar suficientemente difundidas, las familias receptoras continúan perdiendo elevados porcentajes por el envío de dinero.

El informe reveló que es posible que tanto los remitentes como los destinatarios de las remesas enviadas desde el exterior, se vean fortalecidos por la utilización del sistema C3U, optimizando el envió de las mismas, como se muestra a continuación:

Dado el alto porcentaje de las remesas que se aplican a la compra directa de mercadería desde el exterior, es posible integrar este gasto a la Red asegurándose que el dinero que ingrese al país, no salga rápidamente de circulación. Los costos que se ahorran en esta nueva modalidad, podrán ser reinvertidos en la misma red, al eliminarse los costos de transacción o envío desde el exterior.

A través de políticas de bonificaciones, es posible contar con la posibilidad de orientar el consumo para que el dinero sea gastado de manera más eficiente, beneficiándose tanto el remitente como el destinatario.

« Atras